¿Es perjudicial tener un nivel de colesterol cercano a cero? Entrevista al Dr. Lluís Masana

nivel colesterol cero
Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Reducir la concentración del colesterol “malo” se asocia a una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares. Cierto es que uno de los factores clave en el aumento del riesgo de sufrir un infarto agudo de miocardio, por ejemplo, es tener unos niveles de colesterol muy elevados. Pero el colesterol también es una sustancia muy importante para el organismo. Ayuda a fabricar de membranas celulares, hormonas, sales biliares, etc. Además, a partir de ella, se forman algunas hormonas, como las sexuales y las tiroideas. Entonces, ¿debemos preocuparnos cuando el nivel de colesterol es cero?

El doctor Lluís Masana, director de la Unidad de Medicina Vascular y Metabolismo del Sant Joan de Reus, da respuesta a esta pregunta en una entrevista en REDcast, el programa de podcasts sobre salud cardiovascular de la plataforma RED3.0 (Amgen Cardiovascular). Explica que debemos preocuparnos por nuestra salud cuando el colesterol “malo” se acumula en las arterias por encima de ciertos límites.

El mito de los dos tipos de colesterol: el colesterol “bueno” y el colesterol “malo”

“El colesterol que viaja por la sangre a través de las lipoproteínas de baja intensidad (LDL) se deposita lentamente en las arterias. Cuando estas arterias son las arterias coronarias, unas elevaciones del colesterol por encima de determinados niveles facilitan que se produzca la arterioesclerosis y, con ello, angina de pecho, infarto de miocardio, etc.”, comenta el doctor Masana.

El experto destierra un mito muy extendido sobre el colesterol. No hay un colesterol bueno y un colesterol malo. “El colesterol es siempre el mismo. Lo que ocurre es que, para desplazarse por la sangre, está asociado a distintos tipos de partículas: unas partículas llevan este colesterol hacia los tejidos periféricos y otras partículas lo llevan hacia las arterias. El colesterol que está dirigido hacia fuera de las arterias es el colesterol “bueno” y el que va hacia las arterias es el que denominamos como colesterol “malo”.

Te interesa: Mitos del colesterol: ¿Es malo tomar más de tres huevos a la semana?

 

¿Debemos tomar medicamentos para reducir el nivel de colesterol a cero?

Durante muchos años, se han dedicado grandes esfuerzos a crear fármacos capaces de bajar el colesterol a niveles casi indetectables. Muchos médicos los recetan hasta que el paciente llega a niveles de colesterol bajar. Pero también hay una tendencia más conservadora que evita prescribir estos medicamentos hipocolesterolemiantes por miedo a que los pacientes lleguen a cifras demasiado bajas. Ante esta disyuntiva y para tener evidencia científica que permita defender una de las dos teorías, un equipo de investigadores liderados por el doctor Lluís Masana ha realizado una interesante revisión de los datos que han arrojado los estudios publicados en los últimos años.

Los resultados del estudio “Clinical and pathophysiological evidence supporting the safety of extremely low LDL levels—The zero-LDL hypothesis” fueron publicados en Journal of Clinical Lipidology. El doctor Masana desvela los resultados de este estudio en esta entrevista en REDcast. Deja claro si existe un límite a partir del cual el hecho de reducir el colesterol deje de ser beneficioso y se convierta en perjudicial. El doctor Masana concluye: “Con este estudio y con este mensaje todo lo que vamos a obtener es más beneficio para el paciente a cambio de nada de efectos secundarios adicionales”.

Te interesa: Xavier Pintó: “No solo el colesterol produce agresiones en las arterias”

 

(Visited 19 times, 1 visits today)
Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Mar Muñoz

Mar Muñoz

Duermo poco. Sueño mucho. Y entre sueño y sueño me dedico a mi gran pasión: el periodismo especializado en salud. Quien me conoce bien sabe que vivo enamorada de mi trabajo y de mis raíces almendralejenses. Mi debilidad son las personas.