La reproducción asistida en la era de la eSalud, la tecnología y la genómica

reproduccion asistida esalud
Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

La tecnología ha demostrado tener un enorme potencial en el ámbito de la reproducción asistida. “Hoy en día tenemos láseres de alta precisión para biopsiar a los embriones con el mínimo riesgo, tecnología de máxima seguridad en el laboratorio para evitar errores en la identificación de muestras, e incubadores que permiten tener un entorno idóneo donde cultivar los embriones hasta que los transferimos al útero”, explica la doctora Laura García de Miguel, directora médica de la Clínica Tambre de Madrid. Sin embargo, la eSalud también se ha convertido en un aliado clave de la reproducción asistida.

Existen apps que permiten llevar un control de la ovulación y la fertilidad para conseguir un embarazo natural o para que, en caso de optar por la reproducción asistida, los médicos puedan tener datos relevantes sobre nuestro estado y los hábitos de la pareja. Los wearables han evolucionado hacia dispositivos que detectan la hormona leutinizante para determinar los seis días más fértiles del ciclo.

La Telemedicina ha sido uno de los factores que ha permitido el auge del turismo sanitario en reproducción asistida. Los pacientes extranjeros eligen clínicas españolas por sus altos estándares de calidad y seguridad, la excelencia de sus equipos médicos y por utilizar la tecnología más puntera. Pero también porque, al volver a sus países, pueden seguir manteniendo un contacto cercano con su médico a través de videoconferencia.

 

Te interesa: Médicos y Whatsapp: ¿Qué deben saber a la hora de usar apps para compartir datos de salud de pacientes?

 

El Big Data, impulsor de nuevos horizontes en reproducción asistida

Si hay una solución tecnológica que está revolucionando al ámbito de la reproducción asistida es el Big Data. El Big Data habilita a los ginecólogos a manejar grandes volúmenes de datos relacionados aspectos genéticos, ambientales, físicos, etc. Una integración y disponibilidad en registros automatizados de datos y aspectos clínicos de millones de pacientes permitirá a las clínicas de reproducción asistida su análisis de forma global y la identificación de patrones que filtren dichos datos y lo conviertan en información útil.

Hoy por hoy, el enorme potencial del Big Data en reproducción asistida tiene que ver con la detección de enfermedades hereditarias. “Los test de estado de portador de enfermedades genéticas recesivas se han desarrollado en base al estudio de muchos individuos. De hecho, de media, en estas pruebas se miran alrededor de 300 enfermedades genéticas”, explica la doctora García de Miguel. Pero además, según se van integrando más datos en estas grandes bases de datos, se pueden ir cambiando las enfermedades que son detectadas por otras que tengan más relevancia a nivel de clínica y sobre todo, a nivel de frecuencias. Así lo asegura la ginecóloga. “El objetivo no es llegar al test de embarazo positivo, sino tener un bebé sano”, indica la doctora García de Miguel.

 

Te interesa: Inteligencia Artificial en salud: ¿Qué ámbitos están aprovechando el potencial del Big Data?

 

Avances en ciencia, tecnología y eSalud en Reproducción Asistida

La doctora Laura García de Miguel “la reproducción asistida es una especialidad de la Medicina donde ciencia y tecnología avanzan en paralelo”. Pero ¿en qué se traducen estos avances en ciencia y tecnología? La propia doctora García de Miguel aporta los principales datos: “Estamos aumentando muchísimo las tasas de embarazo en todos los tratamientos, sobre todo los tratamientos de fecundación in vitro. Con óvulos propios, la posibilidad de embarazo acumulada es del 70-80%, según la franja de edad de la mujer; en donación de óvulos, la posibilidad de embarazo acumulada llega al 98 %, independiente de la edad de la mujer que se somete al tratamiento”.

En su opinión, el hito más importante al que ha asistido la reproducción asistida en los últimos años es el desarrollo de un buen cultivo a  blastocisto. “Esto nos permite tener las mismas tasas de embarazo que transfiriendo antiguamente dos embriones en día 3, pero disminuyendo al máximo las posibilidades de gestación múltiple”. De cara a los próximos años, señala que habrá grandes hallazgos en reproducción asistida. Sin embargo, subraya el estudio de la metabolómica. “Es el estudio de los productos del metabolismo del embrión, que se encuentran en los medios de cultivo, y que de forma indirecta nos puedan dar mucha información de este sin tener que hacerle procedimientos invasivos”, concluye.

(Visited 13 times, 1 visits today)
Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Mar Muñoz

Mar Muñoz

Duermo poco. Sueño mucho. Y entre sueño y sueño me dedico a mi gran pasión: el periodismo especializado en salud. Quien me conoce bien sabe que vivo enamorada de mi trabajo y de mis raíces almendralejenses. Mi debilidad son las personas.