Síndrome del corazón roto: Síntomas y causas de una afección parecida al infarto

sindrome corazon roto mujer
Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Una de las enfermedades cardíacas que afecta mayoritariamente a la mujer es el síndrome del corazón roto. La cifra es demoledora: un 95% de los casos que se registran lo sufren personas de sexo femenino. Se produce incluso en mujeres previamente sanas. El desencadenante suele ser una mala noticia o un disgusto severo, como un accidente de tráfico, una discusión, la muerte de un ser querido…. Esta situación de estrés físico o emocional intenso provoca un debilitamiento grave del corazón y da lugar a síntomas similares a los del infarto agudo de miocardio.

De hecho, se estima que entre un 1 y un 2% de los sujetos diagnosticados de un ataque cardíaco sufren en realidad el síndrome del corazón roto. Pero a diferencia de este, el síndrome del corazón roto es temporal, no deja secuelas, y no afecta a las arterias coronarias, sino al músculo cardíaco.

“Comienza con dolor en el tórax, con dolor opresivo que puede irradiarse a la garganta y a los brazos… exactamente igual que los síntomas del infarto agudo de miocardio. En el electrocardiograma, da impresión de ser un infarto que está evolucionando. Sin embargo, cuando se analiza al paciente y se realiza una coronariografía se ve, efectivamente, que prácticamente en el 99% de los casos, las coronarias son completamente normales”, explica el doctor Iñaki Lekuona, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Quirónsalud de Bizcaya

¿Qué provoca el Síndrome del corazón roto?

Según un estudio publicado a mediados de 2009 en la revista American Journal of Cardioloy, el trastorno parece deberse a un aumento en el nivel de hormonas relacionadas al estrés, como la adrenalina. Las arterias no se ocluyen, sino que es el músculo cardíaco el que se resiente y debilita, hasta el punto de que el ventrículo izquierdo adquiere una forma cónica.

En una entrevista en REDcast, el programa de podcast sobre salud cardiovascular de RED3.0 (Amgen Cardiovascular), el doctor Lekuona desvela que la ciencia se haya focalizada ahora mismo en estudiar los mecanismos cerebrales que influyen en el desencadenamiento de este síndrome: “En el Centro Nacional de Investigaciones Científicas estamos estudiando el perfil no sólo psicológico, psiquiátrico o las situaciones en las que se produce el síndrome, sino también todos los mecanismos cerebrales que puede haber para que se produzca una reactividad de ese tipo”.

sindrome corazon roto

¿Por qué el Síndrome del corazón roto afecta a mujeres en un 95% de los casos?

Un 95% de los casos de síndrome de corazón roto que se registran lo sufren personas de sexo femenino. “Realmente, yo creo que la diferencia entre hombres y mujeres es que las mujeres tienen unos sentimientos, viven de otra manera una situación de estrés que los hombres que, probablemente, tenemos un corazón de piedra, por no decir un pedrusco”, bromea el doctor Lekuona.

Ya en tono más serio, explica que la ciencia considera que, probablemente, existe “una hiperactividad del sistema nervioso simpático, que hay una reacción terrible de hormonas de estrés y que eso es lo que hace que se produzca una hipercontractilidad del corazón y que dé lugar a este fenómeno. Este porcentaje obliga a reflexionar sobre el falso mito de que las enfermedades cardiovasculares son cosas de hombres.

amgen cardiovascular

 

 

 

 

Otros podcasts de REDcast:

Dr. Gabriel Inclán: “El instrumento más importante del médico es la palabra”

humanizacion-sanidad

Prevenir el ictus, ¿una responsabilidad exclusiva del neurólogo?

ictus

Mitos sobre el colesterol: ¿Es malo tomar más de tres huevos a la semana?

mitos del colesterol

Xavier Pintó: “No solo el colesterol produce agresiones en las arterias”

colesterol

(Visited 40 times, 1 visits today)
Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Mar Muñoz

Mar Muñoz

Duermo poco. Sueño mucho. Y entre sueño y sueño me dedico a mi gran pasión: el periodismo especializado en salud. Quien me conoce bien sabe que vivo enamorada de mi trabajo y de mis raíces almendralejenses. Mi debilidad son las personas.