Síndrome metabólico: ¿Por qué estamos ante un problema de primer orden si se diagnostica tan fácilmente?

Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Más del 65% de los pacientes que tiene obesidad o sobrepeso presenta síndrome metabólico. Esto tiene una sencilla explicación: con la ganancia de peso se adquiere un grupo de trastornos que van desde el exceso de acumulación de grasa alrededor de la cintura hasta el aumento de la presión arterial, azúcar alta en la sangre y niveles anormales de colesterol o de triglicéridos. Tener tres o más de estos trastornos simultáneamente significa que estamos ante un síndrome metabólico.

“Suelen ser pacientes que tienen obesidad central, que tienen hipertensión, aumento de los triglicéridos, niveles muy bajos de HDL-colesterol, y aumento de la glucemia por la mañana”, indica la doctora Alicia Taboada Duro, médico de Atención Primaria y especialista en riesgo cardiovascular, en esta entrevista en REDcast, el programa de podcasts sobre salud cardiovascular de la plataforma RED3.0 (Amgen Cardiovascular). Y es que, los principales criterios que sugieren que un paciente padece síndrome metabólico son:

  • Perímetro abdominal superior a 102 centímetros envarones y de 88 cm en mujeres.
  • Alteración de la grasa en sangre: niveles de HDL-colesterol inferior a 40mg/dlde triglicéridos superior a 150mg/dl.
  • Cifras de tensión elevadas: valores superiores a 130/85 mmHg.
  • Niveles de glucosa en sangre superiores a 110mg/dl en ayunas.

“El paciente con síndrome metabólico se diagnostica nada más entrar por la puerta”

El hecho de padecer simultáneamente los trastornos que hemos enumerado genera un ambiente proinflamatorio en los vasos arteriales. Y esto supone un elevado riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y diabetes. De ahí que el síndrome metabólico se considere un problema sanitario de primera magnitud. ¿Cómo podemos cambiar esta realidad? ¿Se conseguiría mejorando los tiempos de diagnóstico o desarrollando una tecnología que permita diagnosticar precozmente los casos?

Según las afirmaciones de la doctora Taboada, el diagnóstico del síndrome metabólico no plantea ninguna dificultad. Y es que, aunque la mayoría de los trastornos asociados con el síndrome metabólico no tienen síntomas, existe un signo muy visible: la circunferencia de cintura amplia. “Diagnosticar el síndrome metabólico es muy fácil. ¡Por la puerta! Porque son pacientes que acumulan grasa abdominal, por lo que tienen un perímetro abdominal grande. Además, suelen tener una hipertensión o prediabetes, es decir, que aunque no llegan a ser diabéticos tienen una glicemia basal alterada. Son pacientes que tienen una característica común: la hiperinsulinemia”, indica la doctora Taboada.

Esta respuesta obliga a reflexionar sobre los aspectos que fomentan que este síndrome siga constituyendo un problema sanitario de primer orden y por tanto, no mejore la supervivencia y la salud de los pacientes. ¿No existe tratamiento médico? ¿No es suficiente con seguir una dieta mediterránea baja en calorías y hacer ejercicio cada día? ¿Las recomendaciones para perder peso y, por tanto, reducir el riesgo cardiovascular, no mantienen su efecto a largo plazo? La doctora Taboada responde a esta pregunta en el podcast de REDcast.

Te interesa: ¿Por qué las grasas saturadas no son tan malas como pensábamos?

grasas saturadas

Te interesa: Patinetes eléctricos para niños: Juegos ‘procesados’ que fomentan la obesidad infantil

deporte con bicicleta

(Visited 14 times, 1 visits today)
Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Mar Muñoz

Mar Muñoz

Duermo poco. Sueño mucho. Y entre sueño y sueño me dedico a mi gran pasión: el periodismo especializado en salud. Quien me conoce bien sabe que vivo enamorada de mi trabajo y de mis raíces almendralejenses. Mi debilidad son las personas.