¿Cómo influye el consumo moderado de vino en la salud cardiovascular?

vino en la salud cardiovascular
Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

El mundo científico no se pone de acuerdo. Hay profesionales que defienden que el consumo moderado de vino tinto tiene efectos beneficiosos en la prevención de determinadas enfermedades cardiovasculares. En el polo opuesto están quienes sostienen lo contrario, que este no es más que un mito que han sobrevivido al paso de los años. Ante esta falta de acuerdo, solo queda mirar qué dice la evidencia científica.

En 2012, por ejemplo, la revista The BMJ, una de las biblias de la literatura médica, publicó un estudio que apuntaba que beber media copa de vino al día (cinco gramos) podría llegar a evitar más de 4.500 muertes al año en Inglaterra. También hay estudios que señalan que el consumo moderado de vino tinto podría ayudar a reducir en un 30% el riesgo de padecer diabetes. Pero no es el único trabajo publicado en revistas de prestigio en el mundo científico que habla de las bondades del vino para la salud.

Tres años más tarde, en 2015, un nuevo estudio de cohortes publicado en The BMJ limitaba los beneficios de tomar alcohol con moderación. Según los resultados obtenidos por los investigadores del University College de Londres (Reino Unido), que tuvieron en cuenta tanto su estilo de vida como circunstancias personales y socioeconómicas, la actividad protectora se reducía a mujeres mayores de 65 años y, en menor medida, a hombres de entre  50 y 64 años. Pero, ojo, los investigadores señalaron también que ni siquiera en estos casos en los que había leves mejoras podría establecerse una relación directa.

vino en la salud cardiovascular

¿Qué beneficios puede tener el vino en la salud cardiovascular?: La opinión de Medicina Interna

La doctora Rosa Borrallo Almansa, adjunta Medicina Interna y Especialista en riesgo cardiovascular del Hospital de Tarrasa, es cauta al responder a esta cuestión. “En general, aconsejar un consumo alcohólico a nosotros lo médicos no nos gusta. Es verdad que una copa de vino, preferiblemente vino tinto, no es perjudicial a nivel del daño arterial ni a nivel cardiovascular. Pero hay que tener en cuenta otras condiciones: cantidades muy moderadas, no más de una copa, y preferentemente vino tinto”. Así lo explica en una entrevista en REDcast, el programa de podcast sobre arterioesclerosis de la plataforma RED 3.0 (Amgen cardiovascular).

Esta profesional sostiene que “los antioxidantes que contienen el vino tinto, los fenoles, tienen algunas propiedades que lo hacen beneficioso para prevenir los problemas cardiovasculares”. Pero ¿debe generalizarse a todos los colectivos este consumo moderado o hay grupos de población para los que está absolutamente desaconsejado? Escucha esta entrevista de REDcast.

(Visited 54 times, 1 visits today)
Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Mar Muñoz

Mar Muñoz

Duermo poco. Sueño mucho. Y entre sueño y sueño me dedico a mi gran pasión: el periodismo especializado en salud. Quien me conoce bien sabe que vivo enamorada de mi trabajo y de mis raíces almendralejenses. Mi debilidad son las personas.